El cultivo del granado en España

 

caja-granadas-MundoRuralDigital

Después de la abundancia de frutas del verano, llega el otoño y hay varias frutas asociadas a la memoria colectiva, siendo la granada una de las más características de todo el Mediterráneo. Hoy por hoy es una alternativa a otros cultivos tradicionales que son ahora menos rentables.

 

La fruta de la granada, cuyo nombre latino es Punica granatum, se ha consumido en España y la mayoría de las regiones del Mediterráneo desde hace siglos. Los principales países productores son Irán, India, Turquía o Túnez, pero hoy en día el cultivo también se ha extendido a países lejanos como Japón, USA, Chile, o Australia, donde al conocer sus magnificas propiedades nutricionales y saludables, se reclama cada vez más.

 

Se trata de un cultivo minoritario, en el que no abundan las grandes explotaciones ni una gestión comercial de las mismas, siendo muy habitual encontrar árboles aislados dispersos por márgenes de otras plantaciones o en mitad de los huertos. Históricamente se ha cultivado para su autoconsumo familiar, y las pocas plantaciones comerciales que había se dirigían al mercado interior.

 

España es el principal productor de granada en Europa y hoy por hoy es el mayor exportador de la UE.

Hace unos años las zonas de cultivo estaban en las provincias de Córdoba, Sevilla o Huelva, pero más recientemente las plantaciones comerciales se concentran casi todas en la provincia de Alicante, y en mucha menor proporción en la provincia de Valencia y Murcia.

 

Según el último anuario estadístico del ministerio de agricultura, en la actualidad existen 2.791 hectáreas de granado en España, y se producen alrededor de 36.000 Tn. Más del 55% de la producción española se destina a la exportación siendo los mercados de referencia: Alemania, Reino Unido, Holanda, Francia, Italia y Rusia.

 

Durante décadas el granado se ha cultivado en los terrenos donde la falta de agua o la excesiva salinidad no permitían otras especies más rentables. Más recientemente, gracias a las mejoras introducidas tanto en el material vegetal como en las diferentes labores del cultivo, su extensión ha crecido a la par que su producción.

Se puede decir que el granado está viviendo una época dorada en el levante español, donde se ha convertido en una alternativa muy atractiva en muchas comarcas de la Comunidad Valenciana, Andalucía o Murcia.

 

Desde 2008 la superficie no ha dejado de aumentar, y en cierta manera están cubriendo parte del terreno que tradicionalmente se dedicó a los cítricos, ante su actual falta de rentabilidad. Las explotaciones de granado se han gestionado de forma muy familiar, predominando la pequeña superficie (menos de 1,4 ha) y agricultores de elevada edad, algo que está cambiando en los últimos años: hay mayor número de agricultores jóvenes y las parcelas son más extensas, ayudando a incorporar mejoras esenciales en el riego o en la mecanización. Así mismo están tomando cierta relevancia el cultivo en la modalidad de ecológico o producción integrada.

 

En la actualidad, la demanda internacional y su buena posición comercial abren unas expectativas muy favorables a esta fruta en España. A ello ayudan los numerosos estudios que evidencian su poder antioxidantes. Se le asocian excelentes propiedades nutricionales, de salud e incluso cosméticas por lo que se le cataloga como un alimento funcional. Tradicionalmente ha tenido como uno de sus principales inconvenientes la dificultad para pelarla y desgranar los arilos (pequeños granos que forman las granadas), tarea que empieza a realizarse de forma eficaz y mecánicamente por la industria. También se están logrando avances en tecnologías de conservación y postcosecha, permitiendo que la fruta pueda servirse en los mercados en distintos formatos, como zumos, bandejas de cuarta gama, etc. Esto también permite encontrar la fruta de la granada o sus productos derivados, más allá de los 2 meses que duraba la comercialización tradicional.

 

En definitiva un fruto exquisito, que ahora tenemos disponible en los lineales por más tiempo y que nos rememora la dieta mediterránea más antigua, aquella donde las frutas eran solo las de temporada y las que se obtenían en cada uno de los huertos familiares.

2 comments for “El cultivo del granado en España

  1. FERNANDO CARBONELL
    16 mayo, 2017 at 13:24

    HOLA BUENOS DIAS DESDE ALICANTE.
    TENGO 51.000M2 DECLARADOS RUSTICOS.
    SERIA VIABLE Y RENTABLE INVERTIR EN LA EXPLOTACION DEL GRANADO?

    • MundoRuralDigital-admin
      19 junio, 2017 at 13:40

      Hola Fernando,
      es muy dificil a simple modo saber si te interesa o no invertir en granado. Sí te puedo decir que hasta ahora está comportandose como un cultivo con más rentabilidad que otros del área mediterránea, debido sobre todo a que es relativamente fácil obtener buenas cosechas (es una especie muy bien adaptada a la zona de Alicante) y ha tenido buenos precios de la fruta pagada al agricultor… Los precios eso sí no han subido, en los últimos años desde que hicimos un estudio, como media diría que han bajado algo.
      Para valorar si haces una inversión o no lo normal es contrastar primero los precios que podríamos obtener por la fruta (eso depende de a quién y cómo se venda), eso diría que es primero ya que si contactas con un destino que te permitirá tener buenos precios todo es mucho más planteable. Paralelamente tienes que conocer todo lo que implica hacer esa nueva plantación (sus costes básicamente) y los problemas o dificultades que te supone afrontar esta nueva actividad. En cualquier caso un análisis de inversión clásico, ajustando cual podría ser tu TIR, VAN y otras variables económicas, en escenarios realistas es lo que mejor podrá ayudarte a decidir.
      Espero haberte ayudado.
      Saludos
      Mª Ángeles (www.mundoruraldigital.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *