¿Por qué fracasan las empresas?

dinero-derretido-Mundoruraldigital

Solo una de cada cinco nuevas empresas que se abren sobrevivirá al famoso valle de la muerte y estará activa después de cinco años. ¿Cuáles son los aspectos que determinan en mayor medida esa falta de viabilidad en el corto plazo?

 

Un libro realmente enriquecedor para quienes estén pensando en montar una empresa, es “El libro negro del emprendedor” de Fernando Trias de Bes, un verdadero tratado sobre el porqué fracasan las empresas. Puede parecer que empezar a leer esto justo cuando más ilusión se tiene porque se está empezando a llevar a cabo la idea de empresa, no es lo más coherente, pero no tengo ninguna duda: mejor saber de antemano a qué nos enfrentamos…

En el inicio de la creación de la empresa todo lo que se observa son bondades, la ilusión es un bálsamo que nos mantiene felices. Pero una  visión excesivamente positiva de los proyectos de nuevas empresas, y una falta de reflexión pausada sobre a qué nos enfrentamos es la que lleva a que gran parte de las empresas fracasen en menos de 5 años.

Leer tratados de optimismo o pesimismo empresarial nunca van a garantizarnos éxitos o fracasos, pero sin duda si nos hacen pensar, y pensar de manera crítica, nos podemos preparar mejor, o reenfocar de antemano algunos puntos que se saben serán claves.

Por ello hoy recopilamos aquí, de una manera totalmente resumida, los 14 aspectos que, según Trias, van a ser determinantes:

  1. La idea no lo es todo. Para emprender hay que tener madera de emprendedor, y sobre todo mucha ilusión y ganas de dedicarte a ello.
  2. No todo el mundo sabe emprender. Como ya definimos en otro post cuando valoramos si era lo mismo emprender que gestionar una empresa, el emprendimiento exige ser capaz de moverte en un entorno cambiante e incierto, y disfrutar con ello.
  3. Remontar las caídas. Capacidad para superar fracasos y dificultades, aprender de los errores y saber redefinir tu proyecto a tiempo será imprescindible.
  4. Los socios son un recurso caro. Elegir quién te acompaña en el viaje y con quién compartes la gestión y el patrimonio de tu empresa es fundamental. Al inicio el miedo nos impide lanzarnos en solitario, después la compañía puede ser un lastre mortal.
  5. Socios solo afines. Tus socios deben compartir tus valores, tu forma de enfocar el proyecto. Mejor si tenéis perfiles complementarios, y que sea gente que aporte de verdad…
  6. Mejor pactar el fin cuando aún somos amigos. Un buen pacto de socio sobre las condiciones en que quedaría la empresa si hubiera que reorientarla, o si se ve conveniente romper la relación, será fundamental hacerlo cuando aún se puede razonar y discutir en armonía.
  7. El conflicto entre socios es lo normal. No vais a ser diferentes. El roce diario en el trabajo pueden lastrar mucho una relación que se creía idílica. Buscar la eficacia de la relación mientras dure, hacer que cada persona pueda aportar lo mejor al proyecto. Es realmente complicado trabajar en grupo y hace falta mucha ilusión por el proyecto común.
  8. Una idea no es nada. Lo importante es la manera de ejecutarla y desde luego hay que encontrar el modelo de negocio que la hace sostenible y rentable. Y sobre todo: por si falla la idea A, ten siempre un plan B.
  9. Hacer lo que te gusta permite trabajar mucho sin sufrir tanto. Entre todas las ideas de negocio que puedas tener apuesta por la que más y mejor se te da. Si estás en tu salsa enfrentarás mejor los problemas, conocerás tus competidores y te será más fácil decidir en qué puedes tú aportar algo diferente.
  10. Sin capital no empezamos. Siempre hace falta dinero para empezar, y lo que es peor, debes prever que lo necesitarás para una buena etapa inicial. Creer que desde el minuto cero empezarás a tener beneficio es simplemente pura ilusión. Elegir bien tus socios capitalistas y tu sistema de financiación
  11. Gestionar bien tus recursos financieros. Al inicio tus ahorros, los de tu familia, y amigos más fieles te serán imprescindibles. Diversificar los ingresos y no gastar más que lo imprescindible aunque empieces a ingresar.
  12. Familia y vida laboral son difícil de conciliar. Sobre todo al inicio, y si la empresa va bien también durante su marcha normal, tocará sacrificar muchos aspectos de la vida familiar. La apuesta debe valerte la pena, y deberás tener el apoyo familiar para poder mantener el equilibrio emocional.
  13. Solo modelos de negocios rentables. Si no te puedes permitir fundar una ONG, tu empresa debe tener vocación de crecer, de generar ingresos.
  14. Saber abandonar a tiempo. Si pasado un tiempo no consigues que la empresa sea rentable, plantéate pivotar la idea porque sin beneficios nunca podrás funcionar. Y si no llega ese momento, abandona tu proyecto antes de perder todas tus fuerzas para volver a intentar emprender y antes de hundirte irremediablemente con él.

2 comments for “¿Por qué fracasan las empresas?

  1. JORGE ALEUA
    3 febrero, 2016 at 19:35

    EN ARGENTINA SE CONSIGUE EL LIBRO?

    • MundoRuralDigital-admin
      7 mayo, 2016 at 16:39

      Hola Jorge,
      en Amazon por ejemplo, lo he visto, creo que podrás hacerte con él sin problemas.
      Saludos!
      María Angeles (MundoRuralDigital)

Responder a JORGE ALEUA Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *